Leche de Almendras

La leche de almendras cuenta con muchas propiedades y beneficios que ayudan en algunas enfermedades del aparato digestivo. El consumo de la leche de almendras es aconsejable cuando no se puede ingerir la habitual leche de vaca, pues ésta contiene lactosa que reacciona indisponiendo el aparato digestivo durante la digestión.

La leche de almendras  es totalmente, natural, vegetal y equilibrada, no está compuesta por ninguna clase de conservantes ni aditivos y menos gluten, lactosa o colesterol, muy recomendada por la cantidad de proteínas, vitaminas y calcio que tienen las almendras, además ricas en grasas mono insaturadas, lo que las hace muy saludables.

Es importante mencionar que no solo la leche de almendras favorece el desarrollo de las personas si no que los beneficios que posee son buenos para las personas que sufren de celiaquia, intolerancia a la lactosa o incluso aquellas personas que no consumen productos de origen animal.

Esta receta es una forma muy casera de prepararla sin aditivos ni conservantes.

Ingredientes

  • 2 puñados o 60 gramos de almendras remojadas desde la noche anterior
  • 2 tazas de agua

Preparación

  • Se retira el agua en que se remojan y se juagan.
  • Se licuan con una taza de agua.
  • Con un colador de tela, se cuelan y se agrega otra taza de agua para que salga todo el contenido de leche.
  • Se escurre bien y se guarda en un recipiente cerrado en el refrigerador.
  • Lo ideal es consumirla en el menor tiempo posible pero puede durar hasta tres días.