Cheescake de fresa

El cheescake, conocido también como pastel de queso, es un postre clásico de la cocina americana. Popular en todo el mundo, su principal ingrediente es el queso crema. Su fondo es crujiente y se obtiene al moler o triturar galletas y mezclarlas con mantequilla.

Por lo general, se hornea y decora con algún tipo de mermelada, trozos de fruta, arequipe, chocolate o cualquier otro ingrediente de tu gusto.

Esta preparación es sin horno, para las personas que quieren hacerlo y no tienen este elemento, o que quieren una preparación sin huevo.

Ingredientes

  • 1 tarro grande de crema de leche
  • 1 tarro grande de leche condensada la lechera
  • 1 tarro de queso crema de 400 grs
  • 3 sobres de gelatina sin sabor
  • 3 cdas de azúcar
  • 200 grs de galletas macarena o maría dulces
  • 1 cdita de fresco royal de fresa
  • 1 cdita de maicena
  • 3 cdas de mantequilla
  • 50 ml de jugo de limón y
  • ½ lb de fresas partidas en tajadas

Preparación

  • Se trituran bien las galletas en una pica todo, se vierten en un molde y se mezclan con la mantequilla, previamente derretida en microondas o a fuego bajo.
  • Se vierte la mezcla en el molde que se va a preparar el cheescake, se aplana, puede ser ayudándose con un vaso, y se refrigera aproximadamente 20 minutos.
  • En ½ pocillito de agua se hidrata la gelatina sin sabor.
  • Una vez hidratada la gelatina se lleva a fuego hasta que esté bien caliente, mezclándola constantemente para que se disuelva bien, se retira del fuego.
  • Se mezcla la leche condensada con el queso crema, puede ser a mano, en batidora o licuadora.
  • Se agrega el jugo de limón y se continúa licuando, por último la crema de leche.
  • Se vierte la preparación en un recipiente, y se mezcla con la gelatina sin sabor aún caliente.
  • Sobre el molde con galletas se vierte la mezcla y se refrigera nuevamente.
  • Las fresas se ponen a calar con las 3 cdas de azúcar a fuego medio bajo, de cinco a diez minutos, se agrega 1 cdita del fresco de fresa, solo como para darle un poco de color, se le echan unas gotas de limón, se disuelve la cdita de maicena en un poco de agua, se le agrega para darle brillo, se dejan hervir aproximadamente un minuto más y se retiran del fuego.
  • Cuando la salsa de fresas este fría, y el cake este semi cuajado, se baña con esta salsa, y se refrigera nuevamente.
  • Después de 4 horas o toda la noche, se retira el postre del refrigerador; con un cuchillo humedecido, se despega por los bordes para desmoldar fácilmente.
  • Y queda listo nuestro cheescake para partir.